Consejos

¿Qué tener en cuenta si estás comenzando a tocar el piano?

Primeros pasos piano

El piano es uno de los instrumentos que más llama la atención y, por ende, uno de los que más se aprende a tocar junto con la guitarra. Pero el piano es un instrumento desafiante con el que hay que saber tener paciencia; de lo contrario, ¡te puede dominar!

Empezar a tocar el piano nunca fue tan fácil y accesible como hasta ahora, que puedes elegir decenas de modelos y accesorios, además de contar con lecciones gratuitas y de pago en Internet. Pero hay algunos aspectos fundamentales para empezar a tocar el piano que no todo el mundo te cuenta. ¡Por eso aquí te vamos a decir cuáles son!

El piano adecuado: el camino del pianista

Para responder a esta pregunta, antes hay que considerar para qué vamos a tocar el piano. ¿Va a ser un simple hobby o una vocación? ¿Queremos seguir el camino del piano clásico con su solfeo y sus partituras o el camino del teclado moderno?

Si quieres tocar música clásica, lo ideal y recomendable es tener un piano de cuerda desde el primer minuto. Su sonoridad reverberante y comportamiento acústico son inimitables, por no hablar de la sensibilidad de las teclas, que es fundamental para tocar adecuadamente las partituras de los artistas clásicos. Además, si vas a tocar piano clásico deberás hacerte con un piano de 88 teclas contrapesadas.

Cierto es que los pianos acústicos se suelen ir de precio. Por eso, siempre puedes recurrir a un piano vertical o a un piano digital con mueble, como los de la marca Casio o Yamaha. Obviamente, no ofrecen la misma sensación que un piano acústico, pero el resultado es muy fidedigno, sobre todo para empezar a tocar.

Primeros pasos piano

Por otro lado, si prefieres tocar música más moderna, no tienes por qué aprender a leer partituras. Puedes recurrir a pianos digitales, aunque te recomendamos que, como mínimo, cuenten con teclas sensibles para que se note cuándo las pulsas más fuerte y cuándo más flojo.

Los accesorios del piano: algunos, imprescindibles

Los accesorios mínimos que necesitas para empezar a tocar el piano son una banqueta, un pedal, un soporte para el teclado (si no va en un mueble) y un soporte para las partituras. Muchos teclados incluyen la mayoría de estos accesorios, aunque la banqueta y el pedal suelen ir aparte.

Lo más importante es que te hagas con una buena banqueta. Lo ideal es que sea regulable en altura para que la puedas ajustar y colocarte en la postura adecuada. En cuanto al pedal, si bien no es imprescindible al principio, te ayudará en muchas partituras más adelante, así que cuanto antes aprendas a dominarlo, mejor.

La postura corporal ideal para tocar el piano

Ahora que tienes tu instrumento con sus accesorios, ya puedes empezar a tocar. Eso sí, necesitas saber cuáles son las posturas adecuadas y, sobre todo, las no adecuadas para tocar correctamente (y sin hacerte daño).

Primeros pasos piano

Por norma general, la banqueta se coloca en el centro del teclado. Hay que sentarse hasta un poco menos de la mitad de la banqueta, sin que las piernas lleguen a descansar en ella, pero tampoco muy al borde. La espalda debe estar recta y los hombros, relajados.

Cuando coloques tu mano sobre el teclado, el codo debe quedar a la altura de las teclas. Los pies deberán estar bien apoyados en el suelo para que, si inclinas tu cuerpo en cualquier dirección, no necesites moverlo para equilibrarte.

Ten en cuenta que no te quedarás quieto o quieta al tocar el piano; tus brazos se moverán, pivotando sobre los codos y la muñecas, y ayudarás con el cuerpo a adoptar posiciones cómodas en cada momento.

La relajación y la sutileza: la clave para transmitir

Seguro que has visto vídeos de pianistas que tocan como si estuvieran haciendo un dibujo en el aire. Son sutiles, fluyen como si fueran la propia música… ¡Pero cuando tú tocas, estás como un palo! Descuida, es normal. La relajación y la naturalidad al tocar son aspectos que se trabajan con la práctica.

La relajación es especialmente importante en la muñeca, pues ésta tiene que quedar “muerta”, de manera que se deslice suavemente. No tiene que sentirse como una roca que cae sobre las teclas, sino como una caricia. El piano se toca con los dedos ayudados por los codos, y esto es fundamental para que las canciones que toques no suenen como un martillo.

La práctica hace al maestro: crea tu rutina de aprendizaje

Lo más importante a tener en cuenta a la hora de aprender a tocar el piano es la constancia. Lo ideal es practicar todos los días una hora como mínimo y, a medida que vayas subiendo el nivel, practicar más horas diarias.

Al principio te costará avanzar porque es un instrumento nuevo y complicado. De hecho, es muy probable que te sientas torpe y te frustres, porque al verlo parece tan sencillo que no entiendes por qué a ti no te sale. Pero con paciencia y constancia, irás adquiriendo destrezas para interpretar esas piezas que tantas ganas tienes de tocar y alcanzarás la satisfacción personal. Cuanto más estudies y practiques, más dominio tendrás sobre el instrumento.

Los comienzos no son muy divertidos, pero no debes dejar que la frustración te invada. Hay que mantenerla lejos, y a base de práctica y paciencia lo lograrás. Recuerda que en nuestra tienda online tienes todo lo que necesitas para empezar a tocar el piano, tanto el instrumento como sus accesorios, así que sólo tienes que elegir el que más te guste, ponerte manos a la obra y, sobre todo, ¡disfrutar de la música!

Vive la experiencia Musical Fusté

En Musical Fusté somos músicos con más de 35 años de experiencia. Ven a visitarnos adquiriendo o probando los instrumentos que tú elijas ahorrando tiempo y dinero. Nuestro amplio conocimiento del mercado actual nos permite aconsejarte y ofrecerte las últimas novedades musicales.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.