Instrumentos

¿Cómo afecta la música a nuestro cerebro?

Escuchar música y desarrollo cerebro

Seguro que tú también has escuchado música melancólica cuando estabas triste, o música animada cuando estabas feliz. Parece obvio que sea así, pero en realidad se debe a que la música afecta directamente a nuestro cerebro.

Hay docenas de receptores en nuestro cerebro que responden a diferentes aspectos como la tonalidad, el ritmo y la letra. La música puede generar emociones en nuestro cerebro y, además, beneficiarlo. ¿Quieres saber cómo? ¡Pues sigue leyendo!

¿Por qué la música nos genera emociones?

Cuando una melodía nos gusta, se activan en el cerebro los mismos centros de placer que si estuviéramos comiendo chocolate o haciendo el amor. Al percibir ondas sonoras, experimentamos emociones que provocan en el cerebro la secreción de dopamina, un neurotransmisor considerado el responsable de las sensaciones placenteras y la sensación de relajación.

Por esta razón, utilizamos la música para muchas cosas relacionadas con las emociones: expresar sentimientos, cambiar nuestro estado de ánimo, aliviar la ansiedad, reducir el estrés., estimular la creatividad… Pero hay mucho más que puede hacer la música por nosotros.

Escuchar música y desarrollo cerebro

Los beneficios para nuestro cerebro cuando escuchamos música

La música beneficia activamente al cerebro. De hecho, uno de sus grandes beneficios es que puede mejorar significativamente las capacidades motoras y de razonamiento, ya que con la música conseguimos activar los dos hemisferios del cerebro y crear más conexiones entre ellos. El hemisferio izquierdo se encarga de la parte más lógica, el razonamiento, los números o el lenguaje. Por otro lado, el hemisferio derecho gestiona las funciones más intuitivas, imaginativas y creativas.

Al escuchar música, el hemisferio derecho de nuestro cerebro deja volar nuestra imaginación y nuestras emociones, mientras que el hemisferio izquierdo analiza las obras y hace hincapié en la parte más racional, como el ritmo o el sentido de la letra.

La música también es buena para hacer ejercicio, pues ayuda a que el cerebro cambie su foco de atención y lo aleja de la sensación de fatiga y dolor. ¡Eso por no mencionar que su ritmo ayuda mucho al movimiento! Y ya sabemos la cantidad de beneficios que trae consigo el ejercicio.

Por si los beneficios cerebrales fueran pocos, escuchar nuestra canción favorita libera endorfinas, aumentando las sensaciones positivas y haciéndonos sentir relajados.

Escuchar música y desarrollo cerebro

Los beneficios para nuestro cerebro cuando escuchamos música

La música induce estados emocionales al facilitar cambios en la distribución de sustancias químicas que puede inducir estados de ánimo positivos y aumento de la excitación, lo que a su vez puede ayudar a la rehabilitación.

La musicoterapia, a través de la utilización clínica de la música, busca activar procesos fisiológicos y emocionales que permiten estimular funciones disminuidas o deterioradas. Se han observado importantes resultados en pacientes con trastornos del movimiento, dificultad en el habla producto de un accidente cerebrovascular, demencias, trastornos neurológicos y en niños con capacidades especiales, entre otros.

¿Necesitas alguna otra razón para empezar a entrenar tu oído? Nunca es tarde para dejarse llevar por la música, tanto a la hora de escucharla como de crearla, así que te animamos a visitar nuestra tienda online para comenzar a sentir la música de otra manera gracias a nuestro catálogo de instrumentos musicales y formación musical.

Vive la experiencia Musical Fusté

En Musical Fusté somos músicos con más de 35 años de experiencia. Ven a visitarnos adquiriendo o probando los instrumentos que tú elijas ahorrando tiempo y dinero. Nuestro amplio conocimiento del mercado actual nos permite aconsejarte y ofrecerte las últimas novedades musicales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.