Consejos, Instrumentos

5 beneficios que te aporta tocar un instrumento desde niño

A los niños les encanta la música. Es muy habitual ver escuelas de música repletas de niños aprendiendo a tocar el piano o la guitarra, igual que lo es ver a los más pequeños disfrutar de todo tipo de canciones.

Aprender a tocar un instrumento es muy beneficioso para el cerebro de nuestros hijos a corto o largo plazo. Numerosos estudios han señalado los beneficios de la música para los niños y los adultos, pues la música ayuda a desarrollar la creatividad, la atención y las habilidades cognitivas.

Si tu hijo o hija quiere adentrarse en el mundo de la música, te animamos a alentarle. Es más, te vamos a contar cuáles son los cinco beneficios de tocar un instrumento desde niño.

5 beneficios que aporta tocar un instrumento desde niño

Mejora la coordinación

Para rasgar las cuerdas de una guitarra o mantener la coordinación al tocar el piano o los tambores se necesita un buen ejercicio de las habilidades motoras gruesas y finas. De hecho, cualquiera que sea el instrumento requiere de estas facultades.
Por eso, al tocar un instrumento musical en la infancia, los menores consolidan algunas de sus capacidades motrices y descubren cómo coordinar sus extremidades para crear música. Además, aprenden a controlar sus músculos y movimientos, pues muchos instrumentos así lo requieren.

Favorece la autoestima y aporta mayor seguridad emocional

Aprender a tocar un instrumento es algo complicado, por lo que hacerlo desde niños favorece la autoestima de los pequeños. Además, el sentido del ritmo que aporta el aprendizaje musical, las melodías, las letras de las canciones… Todo ello aporta ritmo, vocabulario y comprensión.
Avanzar en estos campos a una temprana edad ayuda a mejorar el estado de ánimo de los niños en momentos clave de su vida. Además, al comprender las melodías y los ritmos, pueden verse provocados por las diferentes emociones que evocan. Así pues, el aprendizaje musical puede ser un buen recurso para mejorar la autoestima y el ánimo de los niños en momentos de estrés o ansiedad, e incluso llegar a controlar sus nervios en épocas de exámenes.

Desarrolla la habilidad para resolver problemas matemáticos

Cuando los niños aprenden música tienen que percibir los patrones rítmicos. Este ejercicio constante ayuda a mejorar su razonamiento. Numerosos estudios indican que este ejercicio puede propiciar que los alumnos aprendan encontrar soluciones más complejas a problemas matemáticos y de lógica.
Interpretar algunas partituras es un ejercicio que mejora las habilidades matemáticas. Además, los alumnos aprenden a respetar las rutinas gracias a las repeticiones constantes que tienen que hacer de las melodías. Incluso les supone un esfuerzo constante que mejora su capacidad de trabajo y su rendimiento escolar.

Aumenta la creatividad de los niños

Hay cientos de estudios que demuestran que la música potencia el desarrollo de la creatividad. No es de extrañar, ya que la música en sí misma es una disciplina artística.
Acercar a los niños al arte a tan temprana edad les motiva para fomentar su imaginación, igual que ocurre si se expresan con otro tipo de disciplinas artísticas como la pintura, el dibujo o la escritura.
La creatividad les ayudará a mejorar su autoestima, a ver el mundo con una mente más abierta y obtener una mejor comprensión de sí mismos y de sus capacidades, además de ser muy útil a largo plazo en la resolución de problemas.

Fortalece la memoria

Al tocar un instrumento musical se hace un gran ejercicio de comprensión, atención y memoria. Esto es porque la música requiere de la comprensión de la teoría musical y el solfeo, además que el niño debe repetir las mismas notas y patrones una y otra vez para aprender a tocar una canción y crear una melodía.
Todos estos ejercicios de comprensión fortalecen la memoria del niño, así como su concentración, lo que puede resultar muy beneficioso a largo plazo para otros campos en la vida.

5 beneficios que te aporta tocar un instrumento desde niño

Los beneficios de que nuestros hijos aprendan música y a tocar un instrumento desde pequeños son muchos y muy variados. Sus efectos pueden ser positivos para su rendimiento académico y su desarrollo. No lo dudes y si el niño quiere intentarlo, apúntale a alguna actividad extraescolar relacionada con esta materia. Siempre será positivo para su formación y le proporcionará un espacio en su rutina diaria en el que podrá desarrollar su creatividad.

Vive la experiencia Musical Fusté

En Musical Fusté somos músicos con más de 35 años de experiencia. Ven a visitarnos adquiriendo o probando los instrumentos que tú elijas ahorrando tiempo y dinero. Nuestro amplio conocimiento del mercado actual nos permite aconsejarte y ofrecerte las últimas novedades musicales.